PLE y PLN

Debo confesar que nunca había pensado sobre las diferentes herramientas sociales y recursos que uso (PLE) y la red de usuarios, amigos y conocidos (PLN) que aquellas generan.

Para comprender los conceptos propuestos, me ha ayudado mucho el artículo de Eduardo Larequi García en el que los define y contextualiza concisa y claramente. Además nos propone diferentes sites con aplicaciones y herramientas que podrían sernos de gran utilidad.

http://propuestastic.elarequi.com/propuestas-didacticas/el-trabajo-en-red-y-las-redes-sociales/entornos-y-redes-de-aprendizaje-personalizados-ple-pln/

Me parece muy interesante la reflexión que Debbie Morrison hace con respecto a ambos elementos en su blog. Entre otras conclusiones, hace referencia a que el PLN es un elemento o conscuencia necesaria e inevitable del PLE.

http://onlinelearninginsights.wordpress.com/2013/01/22/how-to-create-a-robust-and-meaningful-personal-learning-network-pln/

Después de tener acceso a toda esta información se me ocurre una reflexión. Está claro que podemos controlar todos los recursos, herramientas y aplicaciones en los que decidimos involucrarnos, pero ¿podemos controlar toda esa red de personas que cada uno de estos recursos crea? ¿Podemos realmente independizar nuestras PLN provenientes de cada PLE? Es más, ¿debemos intentar independizarlas o, por el contrario, crear y coordinar una PLN común en todos los ámbitos (profesional, familiar, de amistad…)?

Identidad Digital

¡Bienvenidos a mi blog!

¿Qué os parece que personas de todo el mundo tengan acceso a vuestro “yo” digital? ¿Controlamos todas las redes sociales en las que nos hemos registrado? ¿Conocemos todas las publicaciones que otras personas han hecho sobre nosotros? ¿Cuál es nuestro nivel de privacidad en cada página? Y, ¿qué pasa con nuestra reputación “digital”?

Está claro que hoy en día necesitamos estar “conectados” tanto en nuestra vida social como profesional. El problema es que puede resultar un poco estresante estar al día en todas y cada una de las plataformas en las que nos hallamos involucrados: cuentas de e-mail, redes sociales, grupos de mensajería, foros, comunidades de fotografía, música, videos… Sin dejar atrás todas esas aplicaciones móviles que encontramos “fundamentales”.

Por un lado, debemos controlar los contenidos en los que podemos aparecer para cuidar nuestra identidad digital, pero por otro lado, parece imposible hacerlo sin estar todo el día “enganchados” a nuestros ordenadores o dispositivos móviles.

Animaos a contarme cómo lo hacéis, si estáis de acuerdo en la importancia de nuestra identidad y reputación digital y si estas se identifican con nuestro yo real.